jueves, 28 de mayo de 2015

Orquídea



Un día, de repente, apareció un mensajero en mi habitación preguntando por mi.

Portaba una hermosa planta de orquídea coronada por siete flores de una belleza espectacular.

Una amistad era la responsable y agradecí sinceramente su amable gesto.

La situé junto a la ventana. Las enfermeras, cuando entraban sonreían inevitablemente al contemplarla y no podían evitar comentar sobre ella; yo me pasaba horas observando su belleza, sus detalles, sus tonos, sus caprichosas formas. Me alegraba el espíritu, me abstraía, me asombraba, me hacía pensar en cuan bella es la vida.

Un día, la supervisora la vio y a pesar de admirarla, me dijo que la debía retirar, estaba prohibido tener plantas por prevención, podían ser portadoras de bichos.

Ella hacía su trabajo.

Yo hice el mío, retirándola pero al cabo de unos días con su muda complicidad.

Y se la agradecí :-)


P.D: No hubo una plaga de bichos en el hospital ni nadie resultó infectado, lo digo por si acaso, jajaja



martes, 26 de mayo de 2015

Tania, o cuando la vida parece obstinarse en mostrar su lado más amargo



Veintiséis años.

Diabética.

Un mal diagnóstico y una mala intervención hace cinco años le llevaron a una necrosis de hueso, le faltan diez centímetros de la tibia.

No sabe si la necrosis seguirá su avance o por el contrario permitirá que se regenere el hueso.

Alterna su vida en casa con largos períodos en el hospital para tratar la infección.

Últimamente le han salido bultos por el cuerpo y está pendiente de biopsia. 

La relación con su entorno y familia es complicada a causa de su afección, sus amistades de siempre le han dado la espalda y la llaman "la coja".

Su sueño es curarse, encontrar quien la quiera sin importarle sus limitaciones y trabajar en el mundo de la moda.

Luchadora ejemplar, a veces los acontecimientos la desbordan y el cansancio y melancolía se apoderan de ella.

Esta fotografía pertenece a uno de sus días menos buenos, cuando le confirmaron que después de estar dos meses ingresada, debía permanecer uno más para estudiar el origen y evolución de los bultos que le estaban apareciendo, se encontraba anímicamente destrozada.

A veces la vida es injusta y se ensaña con quien menos parece merecerlo, no tengo duda de que con su fuerza interior superará todos los obstáculos.

Todo mi cariño y deseo de mejora para ella.



lunes, 25 de mayo de 2015

La soledad del corredor de fondo



"Caminando hacia la luz es como debemos avanzar, no importan los obstáculos, no importan las penas ni el dolor. Nuestra meta está ahí enfrente y avanzando hacia ella nuestro camino es seguro.
Un día de pronto esa luz te envolverá y jamás tendrás que volver a mirar hacia atrás."

Y así era el día a día, una lucha, una esperanza, un deseo...

Había que sacar fuerzas de donde fuera para salir de la oscuridad y no dejarnos atrapar por ella.



sábado, 23 de mayo de 2015

El Valle Encantado



Solíamos referirnos al centro hospitalario como el Valle Encantado.

De alguna manera imagino que intentábamos a ratos dulcificar nuestra dura estancia imaginando que estábamos en un lugar privilegiado donde todo era posible.

Transformar la cruda realidad abstrayéndonos de ella y vistiéndola de dulzor parece que aliviaba nuestro dolor y sufrimiento y nos sumía en un estado más positivo y alegre.

En esos momentos recordaba aquella frase que pronunció Frida Kahlo: "Pies para qué os quiero si tengo alas para volar".

A veces las cosas no son como son sino como las vemos.

Y yo quise ver un Valle Encantado sobre mi mal.

Las posibilidades de edición de mi móvil me ayudaron a reflejarlo.


viernes, 22 de mayo de 2015

Cinco corazones



Los menús del hospital, aunque vivieron tiempos mucho mejores no me parecían mal en general, eran variados y disfrutaba de ellos.

Cierto es que eran algo sosos, pero eso tenía fácil solución. Además el centro respetaba en la medida de lo posible los gustos del paciente, sustituyendo alimentos que no eran de su agrado por otros.

Algo frugales, también cabía la posibilidad de pedir una dieta hiperprotéica e hipercalórica, que aportaba algo más de sustancia para metabolismos que necesitaran un aporte extra como el mío, por mi metro noventa de altura.

El inconveniente era que al pasar allí más de un mes se me hacían algo repetitivos, pero por contra todas las comidas del día se servían en la cama, lo cual me parecía divino.

Un día me sorprendió un sugerente postre, que aunque algo parco en su presentación imaginé que lo compartía en buena compañía pero en un contexto muuuuy diferente, claro ;-)


Pasad buen fin de semana y si tenéis ocasión y ganas, compartid un bonito postre que os haga volar... ;-)))



miércoles, 20 de mayo de 2015

La piel lacerada



Durante las mañanas en el hospital los médicos visitaban a los pacientes y se practicaban las curas preceptivas.

Era el momento de ver si las lesiones iban a mejor o por el contrario se complicaban.

Parece que el dolor y la angustia menguaban si las heridas evolucionaban positivamente.

En mi caso y a pesar de lo aparente, así era :-)



martes, 19 de mayo de 2015

Ahora, sin prisa, el corazón, cada noche...



La vida en el hospital se basaba en unas rutinas que permanecían invariables: A las ocho la ducha, a las ocho y media el desayuno, de nueve a doce y media visita del médico y curas, a las una y media la comida, a las cuatro y media la merienda y a las siete y media la cena.

Aunque también es cierto que la tolerancia del centro permitía a los pacientes no ser del todo rigurosos en el cumplimiento de los horarios y normas.

Así, por ejemplo, debo reconocer que en más de una ocasión tuvieron que irme a buscar para la visita del médico, unas curas o para los rayos X.

El tiempo libre que nos quedaba no era exiguo y había que emplearlo de algún modo. Aparte de la vida social mis compañeras en los días de ingreso fueron las letras. Con ellas viajaba a otros mundos, soñaba despierto, mantenía mi mente ocupada y me distraía.

En una de esas lecturas, "La piel fría" de Sánchez Piñol, leí lo siguiente: "Nunca estamos infinitamente lejos de aquellos a quien odiamos. Por la misma razón, pues, podríamos creer que nunca estaremos absolutamente cerca de aquellos a quien amamos."

Y me hizo pensar...



lunes, 18 de mayo de 2015

Chema



Treinta y seis años.

Un accidente de moto hace ocho años le causó graves lesiones en la pierna derecha.

Desde entonces alterna periodos de ingreso en el hospital para operaciones y curas contra la infección.

Sabe que tiene la batalla perdida, perderá la pierna tarde o temprano.

Su sueño es conservarla hasta que su hija de cinco meses cumpla quince años y mantener entretanto una vida lo más normal posible.

Después descansará.


sábado, 16 de mayo de 2015

El club de la lucha



El área de traumatología ponía a disposición de los pacientes sillas de ruedas y nos dejaba acceder a las zonas ajardinadas, bar y otras dependencias.

Ello permitía que disfrutáramos de ellas, tomáramos baños de sol, realizáramos actividades en el exterior y facilitaba la relación con otros pacientes.

Es curioso los fuertes vínculos que se pueden llegar a establecer entre un colectivo con una problemática semejante. El contacto con otras personas nos servía como terapia de grupo, veíamos que no estábamos solos, explicábamos nuestras experiencias, miedos, alegrías, nos enriquecíamos de los demás y nos apoyábamos mutuamente.

Personas de muy diferentes condiciones culturales, sociales y económicas que en otro contexto no se hubiesen interesado mutuamente, creábamos fuertes lazos de amistad que nos ayudaban a pasar el día a día en beneficio del progreso de las lesiones.

Y es que nos unía algo, la lucha contra la adversidad.


viernes, 15 de mayo de 2015

Gracias por no follar



En un centro hospitalario, las medidas de higiene y profilaxis deben ser rigurosas.

Es por ello que imagino que amablemente se indica a los pacientes que no intercambien fluidos corporales, en prevención de riesgos.

Yo, sinceramente, tal y como me encontraba no estaba para muchos numeritos acrobáticos que digamos e hice caso en esta ocasión, jaja

Buen fin de semana :-)))

Y si no estáis en un centro hospitalario estáis de suerte, divertíos y sed felices... ;-)))



jueves, 14 de mayo de 2015

Mi pierna robotizada



Y la primera operación fue bien :-)

Me colocaron en la pierna un fijador cuya función era sujetar los huesos rotos mientras la piel se regeneraba. Cuatro clavos se insertaban en los huesos, dos en la tibia y dos en el calcáneo.

En mi ignorancia nunca había visto nada igual e imaginaba que me daba cierto aire de Cyborg, con una pierna biónica.

Conocedor de que el ingenio no era barato precisamente, bromeaba diciendo que alguien sería capaz de cortarme la pierna para robarlo.

Debía acostumbrarme a convivir con él, lo cual dado sus dimensiones no era fácil. Pero lo peor sin duda fueron las horas de sueño, imposible descansar serenamente y de una vez con semejante estructura adosada a la pierna :-(



martes, 12 de mayo de 2015

Desfallecimiento



Y se confirmaron mis sospechas :-(

Desde mi ingreso notaba que la superficie de la escayola estaba caliente; no sabía si era normal o no, pero intuía que algo no debía ir yendo del todo bien.

Y así fue. Al abrirla el médico observó por un lado que la fractura era interna, sin rotura de piel, pero por otro la pierna se había hinchado tanto que la piel había cedido produciéndose llagas que técnicamente reciben el nombre de flictenas.

Antes de operar la fractura la piel debía regenerarse, me esperaban largos días de tratamiento.
Y una operación de urgencia en la que me colocarían una fijación sobre la pierna para inmovilizar los huesos rotos mientras la piel sanaba.

Tenía que prepararme para entrar en quirófano...



lunes, 11 de mayo de 2015

Movilidad reducida, pero movilidad




Se hacía duro permanecer postrado en una cama de hospital hasta que acabaran las vacaciones para ser diagnosticado.

Pero me di cuenta que muchos pacientes disponían de sillas de ruedas. Indagué sobre ello y me dijeron que podía pedir una.

No me lo pensé dos veces, lo hice y me la concedieron.

Además el hospital era muy permisivo y permitía a los pacientes salir a sus zonas ajardinadas, bar y otras dependencias sin límite de horarios salvo los de las curas, comidas y demás.

Se abría todo un mundo de posibilidades que me permitió que la estancia fuera mucho más llevadera, enriquecedora y amable.

Y no lo desaproveché :-)))


domingo, 10 de mayo de 2015

Nunca te hagas daño en un día de fiesta



Pues sí, amig@s, desconocedor de ello, mi sorpresa fue mayúscula :-(

Al llegar al hospital en Barcelona el cuatro de abril tras el traslado urgente descubrí que al ser plena Semana Santa el protocolo exigía que sólo se atendieran los casos de máxima urgencia.

El mío al parecer no lo era, los médicos estaban de vacaciones y hasta el día siete no me iban a visitar, dejándome la escayola que me pusieron provisionalmente en el hospital de la zona del Pirineo.

Paciencia pues, y rezar para que la cosa no se complicara, debía resignarme a esperar un diagnóstico y la atención adecuada.

Postrado en la cama tenía que empezar a familiarizarme con la soledad, el utillaje necesario para mi situación y las rutinas impuestas.

Y esperar...



sábado, 9 de mayo de 2015

Buenos días hospital!!!



El día 4 de abril, tras el traslado desde el Pirineo llegaba al hospital en Barcelona.

Era la primera vez que permanecía ingresado. Me esperaban días de desconcierto, tristeza, dolor, incertidumbre... pero quizá también de cordialidad, nuevos descubrimientos en un mundo que no conocía, amistad, esfuerzo, valentía, alegría...

Una nueva experiencia que afrontar. Y qué mejor recibimiento que una sonrisa.
El quesito del desayuno me la regalaba como queriendo decir: "A mal tiempo buena cara".

Y a pesar de todo el sufrimiento, intenté no perderla conocedor de que un estado positivo me ayudaría.



jueves, 7 de mayo de 2015

Traslado urgente



Sabía que la desconexión iba a ser inmediata, pero no que se prolongaría tanto.

Y es que el día 3 de abril, tomando fotos en el Pirineo Catalán sufrí un accidente que muy a punto estuvo de costarme la vida pero que finalmente sólo se saldó con una fea fractura de tibia y peroné que me ha mantenido ingresado un mes y unos días y de la que poco a poco me voy recuperando tras dos operaciones.

Mi infinito agradecimiento a las maravillosas personas que he conocido en mi estancia en el hospital que me han apoyado y ayudado y de cuales admiro su gran humanidad, humildad, lucha por la superación y amor a la vida; así como al equipo de profesionales que me ha atendido con gran esmero, dedicación y cariño mostrando en todo momento el amor a su profesión, a mi pareja y a los míos que siempre estuvieron cerca hasta en los peores momentos.

Y por supuesto deseo agradecer las muestras de interés tanto públicas como privadas por mi larga ausencia y a los que habéis seguido pasando por el blog.

En los próximos días intentaré narrar mi experiencia a modo de pinceladas, sentimientos, dudas, inquietudes, alegrías, dolor, amistad, pensamientos... espero no aburriros demasiado.

Disculpad por el prolongado silencio, pero entenderéis que las circunstancias me han obligado a ello.

Un abrazo y besos a tod@s.



jueves, 2 de abril de 2015

Desconexión inmediata



Aviso a navegantes a la deriva:

Este blog permanecerá inactivo durante unos días.
Ruego disculpen las molestias que pudiera ocasionar.

P.D: Y felices días santos o sacros, portaos bien... o mal ;-)))



lunes, 30 de marzo de 2015

Cómo tienes el güifi???...



Es de desear que a tope, no???... ;-P

jaja

Me acabo de dar cuenta que el contador de visitas ha superado la bonita cifra de 200.000, aunque la mayoría me temo que son de mi madre... ;-)

Son casi ya mil instantes de mi vida compartidos.

Como le decía hace pocos días a una buena amiga, el blog es mi memoria. Mi ojo derecho se encarga de captar el mundo que me rodea y el izquierdo de preservar la memoria para que no se pierda.

En el blog está mi vida, mis días, mis noches, mis sonrisas, mis lágrimas, lo que vi, cómo lo vi, lo que viví, lo que sentí, los días buenos y los no tan buenos...

Es por ello que aprovechando el evento el blog a partir de ahora pasará a llamarse "Memoria Visual de un desmemoriado"

Gracias por vuestro apoyo y amistad, viajar en las ondas del ciberespacio nos acerca y espero que sigamos compartiendo por mucho tiempo, un verdadero placer compartir.



sábado, 28 de marzo de 2015

Desde mi atalaya



Desde mi atalaya veo los caminos que cerré y dejamos de andar; ahora son ciénagas donde se revuelcan los cerdos, anidan los buitres, graznan los cuervos y merodean los lobos.

Miro atrás y de mis ojos cae una lágrima por lo que no fuimos, otra por lo que perdimos y otra por los sueños que se truncaron.

Mi mano derecha no es una mano, es una llave.
Y la izquierda, un cerrojo.

Ya sólo queda el grito de tu ausencia.